Industria del Software

El sector del software se engloba dentro de lo que se conoce como industrias de las tecnologías de información.

La industria del software es la industria que involucra la investigación, desarrollo, distribución y comercialización de software. Se le puede considerar actualmente como una industria blanca, pues es una industria que no contamina y que además de eso, genera una gran cantidad de empleos bien pagados, claros ejemplos podemos encontrar en países como Brasil, India, Irlanda o Canadá, pues sus países son apoyados por el gobierno para el desarrollo de la industria del software.

Actualmente, la industria del software genera aproximadamente unos 500 mil millones de dólares anuales lo que lo convierte en un sector industrial de vital importancia para el país que decide invertir en él.

La industria del software es un sector de vital importancia, es un sector capitalista que puede generar una gran cantidad de empleos muy bien pagados, aunque no todos pueden incursionar en este sector.

El costo de producción de un paquete de software es insignificante, si se compara con el alto costo de su desarrollo. Las empresas de software amortizan el desarrollo con la venta de una gran cantidad de paquetes de software. El fabricante que más venda dispondrá de mayor dinero para el desarrollo, marketing, distribución, etc., además de ganar crecientes economías de escala. Es por ello que el mercado del software tiene tendencia al monopolio.

Las compañías pequeñas desaparecen o se fusionan con empresas más grandes, debido a su pequeña base instalada de usuarios, bajo soporte técnico y presupuestos de desarrollo escasos. En esta industria el proceso de acumulación de ganancias puede ser muy rápido.

Los países de América Latina no han tenido políticas estatales hechas públicas con vistas a conocer sus pronunciamientos sobre la informatización social, excepto México que presenta un trabajo consecuente desde la década de los 90. Sin embargo, la actualidad está marcada por numerosos convenios y alianzas para el desarrollo de las nuevas tecnologías en el continente.

Según estudios realizados por Compatia (2004) existe una correlación establecida entre el desarrollo económico y la inversión que realizan los países en Tecnologías de la Información y Software. Los países destinan en promedio 7.5 por ciento de su inversión a la tecnología de Información, mientras en los países latinoamericanos ese promedio es inferior a 2 por ciento.

La industria del software en Latinoamérica tiene una participación del 2.9 por ciento del gasto total en Tecnología de la Información del mundo, siendo Brasil el de mayor participación en ese sentido.

constituye uno de los   puntales   de   la   denominada   economía   de   la   información, generando además las bases sobre las que se   asienta   la   operación   de   las   tecnologías   de   información y comunicación (TICs). Su contribución a la economía de los países es cada vez mayor en términos de inversiones, producción y nivel de empleo generado, además    de    ser    una    actividad    cuya    vinculación a las demás actividades económicas va en aumento al generar la infraestructura tecnológica sobre la que se realiza la modernización y tecnificación de sus operaciones. De   esta   manera, la   industria   de   software   se   ha   convertido en uno de los pilares de la economía digital al tener el potencial de generar significativos efectos multiplicadores sobre otras industrias, a través de las mejoras que puede provocar en la productividad y calidad de sus procesos.  La continua adopción de tecnologías en todos los ámbitos de la economía ha hecho que la industria de software registre un notable crecimiento y su importancia continúa en alza a partir de su aplicación en un creciente número de actividades económicas   que   requieren   sus   productos/servicios   como    plataforma    sobre    la    cual    tecnificar    sus    operaciones y aumentar su productividad.  De igual manera, el consumidor final incorpora cada vez más en sus actividades y estilos de vida el uso de tecnologías que operan a partir de software.

La tecnología de la información, es una de las actividades de mayor crecimiento en el planeta. Según cifras de IDC durante 2003, ésta generó alrededor de 1,400,000 millones de dólares. La industria del software, tiene un valor de producción mundial anual que sobrepasa los 200 mil millones de dólares, constituyéndose así en el mayor componente de la Industria de la Tecnología de Información. De acuerdo con estudios de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la tasa de crecimiento de esta industria en nuestra región en los últimos 12 años, se acerca al 13,4% acumulativo anual.

Los mayores productores y exportadores de software se concentran principalmente en Estados Unidos, India, Alemania, Japón, el Reino Unido y Francia. Los mismos que dominan ciertos sectores de la oferta de software, sobre todo los segmentos de mayor tamaño y mayor uniformidad de requerimientos funcionales. Además, en Estados Unidos, Alemania y Japón se encuentran las 20 empresas más grandes del mundo. La mayor concentración de mercado la tiene Estados Unidos con un 40%, seguido de Japón con un 10%.

El software operativo de sistemas, que es el que controla el funcionamiento de una computadora, participa en el mercado mundial con un aproximado de 61 mil millones. El software utilitario, que incluye todo el software de gestión y manipulación de datos, herramientas de diseño y desarrollo, tienen una participación aproximada de 43 mil millones. El mayor segmento es el software de aplicaciones, cuyo mercado rebasa los 100 mil millones de dólares al año.

En la competencia dentro de la Industria del Software se contempla con gran interés la posibilidad de aprovechar una de las modalidades de actividad económica que más ha crecido en los últimos años: el offshore, en donde la India sigue siendo el líder.

El offshore, que en 2004 representó una práctica que cubría el 30% de toda la actividad en TIC, realizada por las empresas norteamericanas y europeas, ha crecido a una tasa anual de 25%. De acuerdo a un estudio de Forrester Research, se estima que el número de empleos, que serán trasladados desde Estados Unidos hacia otros países crecerá desde 27 mil en el año 2000, hasta 472 mil para 2015. Lo que buscan las empresas norteamericanas con el offshore es, fundamentalmente, bajar los costos de la mano de obra empleada en los servicios de IT [7].

En lo referente a mercados emergentes, los casos de China e India son los más sobresalientes. Como sabemos, México se ha planteado como objetivo, convertirse en el país líder de Latinoamérica para el año 2013, alcanzando un valor de la producción de 5 mil millones de dólares.

Tendencias en el sector de la Industria del Software

 

Las tendencias indican que, así como en el año 2004 en la Industria del Software se destacó el offshore, en el 2006 se destacó el inicio de la conformación del complejo ecosistema de la Industria del Software, donde formará una parte importante la relación entre desarrolladores de software, clientes, proveedores (de contenidos y servicios) y socios comerciales.

 

La dificultad de la formación de este ecosistema radica, principalmente, en que la industria del software es por naturaleza compleja, ya que existen infinidad de productos complementarios necesarios para desarrollar soluciones, así como procesos complejos de conformación de alianzas y establecimiento de estándares, trayendo con ello la necesidad de satisfacer las necesidades de numerosos y diversos interesados.

En lo que respecta a las tasas de crecimiento proyectadas para el sector, la tabla uno refleja los resultados de los últimos años, e incluye el estimado para 2007. Vale la pena mencionar que, los márgenes de utilidades (antes de impuestos), típicamente van del 12 al 32% , aunque en el caso de las empresas en México, este porcentaje está entre el 6 y 10% [8].